• Inicio
  • NOTICIAS
  • Coronavirus: Hábitos que ya son parte de la “nueva normalidad”
NOTICIAS Salud

Coronavirus: Hábitos que ya son parte de la “nueva normalidad”

Algunos hábitos que nos trajo la pandemia del covid19, han llegado para quedarse.

Dentro del marco de la pandemia del coronavirus COVID-19, adquirimos hábitos, que, aunque no es una ciencia cierta cuanto tiempo durarán, se sabe que si será por un largo tiempo.

A partir del nuevo coronavirus, se implementaron protocolos, como el uso de tapaboca, lavado de manos, distanciamiento, con el afán de evitar contagiarse y contagiar a los demás, que ya son parte de la vida diaria de los argentinos.

Uno de estos nuevos hábitos es el distanciamiento social, que es la práctica esencial para reducir el contacto cercano entre las personas para frenar el contagio. Las medidas de distanciamiento social, incluyen limitar la reunión de grandes grupos de personas, cerrar edificios y cancelar eventos.

En este sentido, la comunidad científica alerta de que ya nada volverá a ser igual, y que deberemos adaptarnos a una “nueva normalidad”.

En diálogo con el portal Infobae, el médico infectólogo Tomás Orduna (MN 61528) explicó que “El distanciamiento es vital para ayudar a la contención y es una obligación cívica que habla de solidaridad y de pensar en el principal objetivo, que es evitar la muerte de las personas mayores y demás grupos de riesgo” y agregó que “el distanciamiento significa volverse un poco más ermitaño y que todas las actividades se desarrollen preferentemente dentro de las casas y cuando se sale a lugares donde hay muchas personas mantener el mínimo contacto con ellas”.

¿Por qué el distanciamiento social es tan importante? Porque esta medida ayuda a reducir la cantidad de virus que se están propagando, y finalmente proteger a los más vulnerables, entre ellos los adultos mayores y la gente con enfermedades preexistentes. El distanciamiento debe ser de al menos 1 o 2 metros, ya que, según los expertos dicen que el covid19 se propaga principalmente a través de partículas que salen de la boca y nariz. Cuando una persona infectada habla o exhala o tose o estornuda, las partículas viajan alrededor de 1 a 2 metros antes de que la gravedad las lleve al suelo.

Otro de los hábitos que forman parte de la prevención, es el lavado de manos. En este sentido está demostrado que hay un foco de contagio muy importante, y es que las personas se tocan el rostro, fundamentalmente la boca, la nariz y los ojos. Y en el caso del coronavirus, se transmite al tocar una superficie contaminada y luego cuando se lleva la mano a la cara. Por eso es importante el frecuente y correcto lavado de manos.

El uso del tapabocas, que hace unos meses era impensado usar de manera cotidiana, ahora es parte de nuestros nuevos hábitos, y actúa como barrera para que las gotitas de tos o estornudo, que puedan contener el virus, no traspasen, ni queden en ninguna superficie. Este también es un método de protección, para no contagiarnos ni contagiar a los demás.

Related posts

AMBA: únicamente los trabajadores esenciales podrán utilizar el transporte público

Nuevo Ciclo

Coronavirus hasta junio: 250 mil contagios

Agrupación Medios de Cercanía

EFEMÉRIDES DEL MES DE JULIO

Nuevo Ciclo

El Buenos Aires Ballet hará una función a beneficio

Nuevo Ciclo

8 razones para decirle sí a una taza de manzanilla al día

Bares Notables de la Ciudad: presentan proyecto de ley para asistirlos

Elizabeth Machado